Puntos de distribución
Pepe Colubi "Mientras follas sólo puedes follar, no escuchar música"
¿Qué pasa con PXXR GVNG?
Haria: Instinto de avanzar
Los bocazas
Fist Fuckin Man
Seguid gritando

Boardwalk Empire

Boardwalk Empire HBO Poster

Nochevieja de 1919, Atlantic City. En uno de los casinos más importantes de Norteamérica —¿Las Vegas? Aún no es más que un desierto— se encuentran empresarios, políticos, altos cargos del cuerpo de policía y bellas bailarinas. Todos se han reunido para dar el último adiós al alcohol legal. La Ley Volstead entra en vigor el 1 de enero de 1920. Con el paso de los años se conocerá como la Ley Seca.

Breaking Bad

“Anda caliente el cartel
al respeto le faltaron

Hablan de un tal ‘Heisenberg’
que ahora controla el mercado

Nadie sabe nada de él
porque nunca lo han mirado

A la furia del cartel
nadie jamás ha escapado

Ese compa ya está muerto 
No más no le han avisado.”

A Scanner Darkly

“Desde que nos despertamos, nos siguen, nos persiguen y nos escanean”. Esta sería la frase perfecta, dicha por su protagonista, para definir A Scanner Darkly (Una Mirada en la Oscuridad). Al ser el tema de este mes las drogas y sus diferentes ámbitos, conviene adecuar el contenido de esta columna al mismo. Trainspotting y Requiem for a Dream son muy conocidas y tienen demasiadas críticas, además A Scanner Darkly no la había visto, la tenía pendiente y mi colega Kike me la había recomendado varias veces.

La Grande Bellezza: entre la carne y el hueso

La Grande Bellezza, por Francisco Bernal

Soy un envidioso. Aunque un envidioso tremendamente equitativo. Envidio por igual al famoso, al vagabundo, al pintor, al atleta, al físico, al cantaor, al asesino. Atrapado en mi cuerpo, miro con deseo la emoción ajena. Intento ocupar mi tiempo entrando en cualquier receptáculo de estímulos que no sea el mío, o investigando mi propio sistema en busca de zonas todavía no descubiertas. Mientras amplío la cartografía de mi espíritu, billones y billones de posibilidades van quedando atrás. Ya no seré esto, ya no seré aquello. Condenado a poder experimentar una mínima parcela de las sensaciones que este universo y esta mente pueden ofrecer, envidio las ajenas.

Encuentranos en Facebook
Follow Us