Puntos de distribución
Pepe Colubi "Mientras follas sólo puedes follar, no escuchar música"
¿Qué pasa con PXXR GVNG?
Haria: Instinto de avanzar
Los bocazas
Fist Fuckin Man
Seguid gritando

127 hours

Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Un título claro y sencillo (al cine) para una columna que pretende seguir las mismas premisas. Se hablará de cine, se criticará cine y se alabará cine. Sin distinción entre género (si es que existe) color, actuación o dirección. ¿Por qué cine y no TV? Por la cada vez menor repercusión del medio en la sociedad. Una pena. No hay nada comparable a la experiencia sonora, visual e incluso sensorial de las películas en pantalla grande y butacón. 

Lo dicho, vamos a hablar de cine, actual, recién estrenado, de 127 hours concretando. Una grata sorpresa. Breve sinopsis para contextualizar. Un montañero se queda atrapado e inmovilizado durante una escalada en Utah, EEUU. El largometraje narra el tormento que pasó. Está inspirado en una historia real con idéntico final. 

Las películas rodadas en espacios reducidos o estrechos me llaman mucho la atención. Supone un reto enorme para el equipo de rodaje y sobre todo para el director, junto con el guionista, conseguir no aburrir al espectador en la hora y media que dura el film. En este caso, el cineasta Danny Boyle lo consigue. Aunque la acción transcurra en el hueco de una grieta, hay suficientes recursos narrativos que permiten un visionado fluido sin estancamientos. La actuación de James Franco es sublime, transmite una angustia casi palpable. Un estado de rabia inicial, pasando por la resignación e incluso tanteando la pérdida de cordura son retratados a la perfección en el rostro del actor. Por otro lado, los planos son también una muestra de un trabajo estudiado y bien realizado. A destacar uno en el que intervienen tres visiones de la cabeza del actor principal, todas al mismo tiempo en la pantalla. Me dejó sin habla. La única pega que le encuentro al film es el final. Se alarga demasiado. Llegado a un punto, no es necesario seguir, la historia ya no aporta nada reseñable.

 

Publicado originalmente en Voluntas nº1

{jcomments on}

Encuentranos en Facebook
Follow Us