Puntos de distribución
Pepe Colubi "Mientras follas sólo puedes follar, no escuchar música"
¿Qué pasa con PXXR GVNG?
Haria: Instinto de avanzar
Los bocazas
Fist Fuckin Man
Seguid gritando

Pixies

Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Boston, Massachusetts, septiembre de 1987. Hace 25 años nacía, con su primer EP Come on pilgrim, la leyenda de los Pixies. Una carrera a la que se sumarían cuatro largos más, cuatro discos genia­les, entre los que es realmente difícil destacar uno sobre los demás, es raro de explicar, créanme. Su música era, con todo, técnicamente simple pero formalmente impredecible. Un torrente de bofe­tadas musicales a caballo entre la paz celestial y la locura destructiva. Una sucesión de paradojas.

Podían pasar, en el trascurso de una canción, del pop al ruido, de la melodía al caos. Hilo mu­sical de frenopático para jóvenes desorientados. Muchos de ellos encontrarían la respuesta en su música, y formarían grandes bandas inspirados, o directamente intentando copiar, las locuras de los de Boston. Sus gritos despertaron la conciencia de los chavales que formarían la escena del rock alternativo de los 90.

Me imagino a la banda presentando sus can­ciones en la discográfica, y estos pensando si aquello era una puta broma o si en realidad se trataba de una genialidad. Sus referencias a la hora de escribir explican en cierto modo el origen de sus desvaríos: viajes espaciales, el Área 51, violencia y sexo explícitos, La Biblia, Buñuel y el surrealismo, los indios navajos, David Lynch; en fin, en ese plan, letras con las que cualquie­ra podría sentirse identificado (guiño, guiño), de ahí su fracaso comercial y su glorificación en la escena underground.

Los Pixies fueron una banda inclasificable, que desbordaban el concepto de rock alternativo, y cuyo mérito no solo reside en los temas propios, sino en su inabarcable legado. Así eran, sin filtro. Energía cósmica e historias para no dormir.

She went upstairs and she shot her head / Walked the sand with the crustaceans / I had a vision, there wasn’t any television / Oh, I believe in Mr. Grieves / Break my body, hold my bones / My head was feeling scared but my heart was feeling free / Your mamma's a pretty thing / You'll think I'm dead, but I sail away /

La vida total es una porquería porquería / I now repent / Do you have another opinion? / You can't even speak, but all of them speak / It is time for stormy weather / And all this violence it brings me down / With your feet in the air and your head on the ground / A ringing bell be­hind my smile / And he melted into fluid named extinction / Skyline of the Olympus Mons / Last night he could not make it / It’s educational /

I got no lips, I got no tongue / Fearless of looking down / Dead Sea make you choke / Will you take off your dress and send it to me? / Outside the fa­mily stew / And her head has no room / I was hoping to have her in the sack / And the whores like a choir, go “uh” all night / Swear he’s trying to talk to me /

Got me a movie / Now there's a ho­le in the sky / Fall on your face in those bad shoes / Was kind of hard to believe / This monkey's gone to heaven / Give me a scream / Or whores in my head / You can't live easily / I feel strong I feel lucky / This ain’t the pla­net of sound / Got killed by ten million pounds of sludge.

 

Ella subió las escaleras y se pegó un tiro en la cabeza / Caminó por la arena con los crustáceos / Tuve una vi­sión, no había televisión / Oh, creo al Sr. Afligido / Destroza mi cuerpo, abraza mis huesos / En mi cabeza sentía miedo, pero mi corazón se sentía libre / Su mamá es una cosita bonita / Vas a pensar que estoy muerto, pero navego lejos /

La vida total es una porquería porquería / Ahora me arre­piento / ¿Tienes otra opinión? / Ni siquiera puedes hablar, pero todos hablan / Es tiempo de tormenta / Y toda esta violen­cia me deprime / Con los pies en el aire y la cabeza en el suelo / Una campana suena tras mi son­risa / Y él se fundió en un líquido llamado extinción / Horizonte del Monte Olimpo / Anoche no pudo hacerlo / Es educativo /

No tengo los labios, no tengo lengua / No tengo miedo de mirar abajo / El Mar Muerto hace que te ahogues / ¿Te quitarías el ves­tido y me lo enviarías? / Fuera del guiso familiar / Y en su cabeza no hay sitio / Tenía la esperanza de llevármela a la cama / Y las putas, como un coro, can­tando "uh" toda la noche / Te juro que está tratando de hablar conmigo /

Hazme una película / Ahora hay un agujero en el cielo / Cae en tu cara con esos zapa­tos malos / Fue algo difícil de creer / Este mono se fue al paraíso / Pégame un grito / O pu­tas en mi cabeza / No se puede vivir cómodamen­te / Me siento fuerte, me siento afortunado / Esto no es el planeta del soni­do / Asesinado por diez millones de libras de lodo.

     

Publicado originalmente en Voluntas nº12

{jcomments on}

Encuentranos en Facebook
Follow Us