Puntos de distribución
Pepe Colubi "Mientras follas sólo puedes follar, no escuchar música"
¿Qué pasa con PXXR GVNG?
Haria: Instinto de avanzar
Los bocazas
Fist Fuckin Man
Seguid gritando

ENTREVISTA A PEDRO LADROGA Y C. TANGANA

Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Desperté repentinamente. La calle me era ligeramente familiar, en cuestión de milésimas de segundo llegué a una conclusión, debía de estar por el barrio Oliver. Me relajé de nuevo. Sin embargo, pese a mis esfuerzos aún existía algún resquicio de inteligencia en mí porque automáticamente me levanté y fui directo hacia la conductora del autobús. Qué extraño, no era capaz de recordar de dónde venía para estar ahora en este barrio.

– ¿Llegamos pronto a Delicias? –pregunté mientras intentaba aparentar normalidad, quitándome las estalactitas de los ojos y evitando que el aroma de mi boca pastosa le llegase a su nariz.

– No me había dado cuenta de que estabas en el bus. Estamos al final de línea –me contestó despreocupadamente, semejante estampa debía ser pan de cada día.

– Mierda –mascullé mientras corría hacia el fondo, bajaba del vehículo y, conforme éste arrancaba, me cagaba en mi vida al darme cuenta de que podía haberme llevado a casa.

‘Todos los tontos tienen suerte menos yo que soy tonto y sin suerte, me cago en la puta’, pensé. Inmediatamente arreció la lluvia. Al menos tenía un rato de camino en el que intentar rememorar la noche mientras las señoras me miraban de arriba abajo, pensando que era un madrugador, esta vez con razón en sus sospechas pues iba en la dirección inversa a haber salido de fiesta.

Más de 12 horas antes. Puerta de la sala López, unos menores de edad preguntan si podrán entrar al concierto, la respuesta es negativa. ‘En mis tiempos no nos ponían pegas, será la crisis, que también nos hace pobres de espíritu’, pensé. No, algo tan inspirado no podía haber salido de mi cerebro. La siguiente imagen era el perro de Chelis haciendo el moonwalker. Eso no tenía puto sentido alguno. Aun así, como si fuera una Cron-O-Letrina de El día del tentáculo, su hipnótico movimiento de patas me trasladó a donde había empezado todo.

7 de la tarde aprox. De nuevo en la puerta de la sala López, hemos quedado con el sevillano Pedro LaDroga (ladrogalab.bandcamp.com) para hacerle una entrevistilla antes del concierto, se nota que no conoce la revista porque desde el principio se ha mostrado muy receptivo.

7:10 de la tarde, minuto arriba minuto abajo. Aparece el madrileño C. Tangana (agorazein.es) con su troupe cargados de bártulos. En unas horas presenta en Zaragoza su 10/15, un EP que, partiendo de bases y estructuras empleadas por Drake, le ha terminado por catapultar a la primera plana musical y mediática del país. En principio nuestra idea era una entrevista cara a cara entre ambos emcees tope bizarra, pero el manager de Tangana nos había comentado que iban a ir algo justos de tiempo, que lo dejásemos fluir. Por si cuela hacer un apaño les saludamos algo tímidamente, probablemente estén pensando, ‘¿quiénes son estos votantes de Trump?’. En la capital debe haber muchos tipos con este perfil, pues el manager nos responde con tranquilidad que después de la prueba de sonido igual tienen unos minutillos y le podemos hacer algunas preguntas.

7:30 y mucho de la tarde, tras escuchar chistes del calibre de ‘oye que Pedro no va a venir, que sólo viene la droga’ comenzamos a temernos lo peor. Oliéndonos que al final no vamos a tener ninguna entrevista, nuestro ánimo empeora y acabamos hablando sobre Tinder, sólo dan a me gusta los bots de publicidad. Puta bida.

7:30 y mucho más de la tarde. Aparece Lex Luthorz junto a Skyhook. Al lado, un chaval mira el móvil, es él, aprovechamos su distracción cual gacela en la sabana para pillarlo por banda. Sin embargo no se sobresalta ante la presencia de estos paletos, es más, en ningún momento pierde la sonrisa, tratándonos como si fuésemos unos colegas más del barrio con los que quedas para echarte unas cervezas. Por eso, la siguiente entrevista debe ser leída como un continuo estallar de carcajadas. Una lástima que el jefe de redacción de Voluntas me haya obligado a transcribir la entrevista en castellano antiguo, bajo pena de tener que estar una tarde entera con Arturo Pérez Reverte, pues el particular acento de Pedro es una de las herramientas fundamentales a través de las cuales ha creado un universo único dentro de la música.

Yo no soy periodista, así que si dices qué mierdas me está contando éste…

No no, mucho mejor, ese es el rollo.

Realmente el único objetivo de esta entrevista es que nos contestes a lo siguiente. En Voluntas estamos rallados sobre el tema de tu alias, LaDroga, nos suena al rollo de la factoría porno Lapiedra. ¿Estaba buscado? En plan, ‘me cago en todo mi carrera de actor porno no está saliendo bien y quiero darle un empujón’

Nah hombre, esa carrera está ahí, esa carrera siempre está ahí. No sé el nombre es explícito, no tenía un lazo de unión con lo de Lapiedra, pero con el tiempo he dicho hostia Lapiedra… Lapiedra… si en verdad más Lapiedra que el tito no hay nadie, ¿sabes? Hazme caso.

Así que dentro de un tiempo te podremos buscar por PornHub y por ahí. Como el profesor este viejo de Oxford que tenía una doble vida.

Ese es un maestro tío, vaya maestro.    

(Skyhook aparece y con él los comentarios acerca de si se puede fumar ahí, Pedro dice que él para cantar necesita fumar) Más cosillas, más cosillas fundamentales. Al año haces como unos trescientos veintisiete coma treinta y dos catorce millones de temas, ¿cómo te acuerdas de todos?

[Skyhook] Pues no se acuerda.

[LaDroga] Hay muchísimos que no me acuerdo pero les doy un par de repasillos rápidos y me acuerdo, la historia es que están tan arraigados en mí que son parte de mí. Es como cuando te haces una herida, tú te la miras y te acuerdas perfectamente de todo lo que ha pasado.

¿Y cómo eliges el setlist?, ¿piensas si unos temas van a funcionar mejor en una determinada ciudad?

[LaDroga] Eso me da igual. Bueno hay veces que en algunos sitios te piden algo y dices ‘voy a hacer el apaño para que los chavales se alegren’. Hacemos un setlist el Pablo (Skyhook) y yo y los temas que más nos gustan, que más nos apetecen tocar, pues los tocamos. Aunque hay sitios que por ejemplo sé que les gusta más a la peña ciertos temas y sí que los elijo.

[Skyhook] Y si los hemos tocado ya en la ciudad o no… Por ejemplo ahora vamos a ir a Vigo que no hemos estado nunca.

[LaDroga] Intentamos no repetir.

Lo bueno es que no te pasará como los cantantes de rock que se les jode la voz más fácilmente.

No se me ha jodido nunca pero últimamente he tenido unas movidas así del pulmón y del pecho tío [apunto hacia lo que se está liando].

Sí esto seguro que tiene mucho que ver… Una serie de movidas y no veas sabes, el último concierto que dimos en Barcelona fue lamentable, lo aguanté como un campeón pero fue lamentable, antes de cantar tenía la garganta partida, nada más salir ya estaba reventado. Tenía fiebre, tenía bronquitis, tenía pleuritis y neumotora y aun así solucioné. En el concierto todo el mundo con los chaquetones y yo en camiseta de manga corta ahí sudando como un perro, todo malo, delirando de la fiebre cantando… Pero solucioné, y la garganta muy chunga. Aún sigo así un poco tocadete, dos meses ya, en verdad es una movida, pero no he dejado de fumar. Me la suda. Ustedes me diréis hoy cómo está la voz. No la tengo al cien por cien vaya.

Pasando a tu sonido, te he leído entrevistas en las que comentas que aunque no has creado tú la etiqueta ‘vaporwave’ te sientes identificado con ella, ¿cómo defines ese estilo?

Vaporwave lo podría definir como mi infancia básicamente. Me identifico con eso porque es lo que he vivido siempre, el rollo del arte y esa música ochentera ralentizada. Entonces cuando sale la etiqueta, es como ‘hamosss’ esto ya lo hacía yo antes sin que se llamase así. Básicamente es Net. art, un poquito de vida internet, de Kazaa, Emule... Pillar todas las referencias de mi infancia y juntarlas para crear arte.

Te voy a leer esta definición pillada en un canal cómico de Youtube de ‘cómo hacer tal cosa’: “El vaporwave es vivir en un vertedero en un futuro distópico y encuentras cintas de video VHS y tú eres la única persona en el mundo y todo es solitario pero tienes un fajo de maría y estás colgado todo el tiempo y estás en Japón y estás en el cielo”, ¿qué te parece?

Son los conceptos del vaporwave juntados en una misma frase, es así básicamente. Pero lo que es en realidad es un chaval del barrio que ha crecido en la calle y también ha tenido un ordenador con Internet y ha visto todo el Tumblr y un montón de movidas que la mayoría de la peña no estaba ahí atenta en ese momento. Es la evolución de lo que había hasta ahora digitalmente pero utilizado libremente. Robar cuanto puedas, es eso, es lo que dice, encontrar un montón de VHS en un vertedero y los robas para hacer tu nuevo video. Buena definición.

Ahí enlazamos con la cuestión del salto generacional, tú eres del 94 y nosotros de los ochenta, con la Unión Soviética de fondo. Me acuerdo que cuando era un crío y empezaba la PlayStation con el 3d ese cutrecillo todo el mundo estaba encantado, pero en cierta manera era absurdo porque cada medio año había una nueva tarjeta gráfica que cambiaba la estética. Lo que me mola es que habéis cogido eso que para mí no tenía valor estético, no le dejaban el tiempo suficiente, y se lo habéis dado sintetizándolo. Nosotros hicimos lo mismo a mitades de los 2000, con un subidón de la música de 8 bits y el pixel.

Sí, incluso hicieron un documental Europa en 8 bits supermolón que sale hasta un jipi de aquí de España, muy buena mierda.

De hecho tu álbum Cheap Tunes es mucho más ese rollo que vaporwave.

8 bits puro. Sí, también porque como he crecido con eso, con la Game Boy de 8 bits, la Mega Drive de 16 bits… pues me marcaron mucho los 2d.

Pero ahí vamos, para nosotros el pixel era más estático y vosotros pilláis algo que están en continua actualización…

Pero de vez en cuando cogemos lo antiguo, no nos gusta dejar nada en el pasado, si lo hemos hecho lo vamos a volver a hacer otra vez seguro.

Todo esto que te he soltado era un rodeo para el tema que me llama la atención. Tu sonido y el de gente que hace este rollo es etiquetado como futurista mientras que nosotros lo llamamos retro, ahí hay un salto chungo.

8 bits sí es retro, el vaporwave también suena retro porque es música ochentera pero lo que hacíamos antes era future beat, wonky, rollos así. O el sello de Error Broadcast por ejemplo, Mike Gao… eso sí es futurista. Lo que pasa es que como hemos hecho eso antes a lo de ahora también lo llamamos futurista. Lo veo con visión de futuro. Pero vamos el vaporwave tiene pinta de que va a morir en dos años, lo que sí es futurista y tiene futuro por ejemplo es el seapunk que estuvo antes que el vaporwave que surgió a partir de éste. El rollo delfines, océanos, 3d más estilizado… El vaporwave coge cosas del pasado y el seapunk intenta coger cosas de futuro, los peinados del seapunk son verdes, son peña así superfuturista. También van por nuevas movidas, ondas como el Health Goth que son los góticos saludables que han salido ahora. Movidas guapas. Eso es el seapunk, el vaporwave es bizarreo total, coger un VHS todo creepy y ponerle un tema antiguo encima ralentizado, más creepy todavía, a eso me refiero. Si veis el sello Weird Club que son seapunk puro y hace poco un chaval de Barcelona ha sacado un EP ahí, eso es música futurista. Bueno también tienes un temita rollo así Hip Hop (canta una melodía) pero con visión de futuro. A eso me refiero que el vaporwave es como más retro y el seapunk es más futurista. Pero al final como lo queremos hacer todo y estamos tan ambiciosos, todo es todo, que es lo que va a pasar en un futuro, todo va a ser lo mismo. Se va a llamar break al drum&bass y drum&bass al break.

Otra cosa que me llama la atención es que cierto sonido, el de 8 bits por ejemplo, es el típico de estar encerrado en casa comiendo doritos, jugando al ordenador y viendo porno y tú de repente lo transformas en un desfase de la hostia, ¿qué le metes tú ahí para que se dé ese cambio?

No sé, natural, siempre que hago un tema pienso ‘illo, ¿aquí qué tengo ganas de escuchar?’. No intento hacer nada increíble ni abusivo. Yo tengo ganas de escuchar esto en un tema y no lo ha hecho nadie y digo palante. Aquí en España rollo chiptune nadie ha sacado nada que se haya rapeado encima, casi nadie que yo sepa. Habrá unos cuantos que se hagan sus temas puteros en ese rollo pero… (Skyhook tira una de las birras, comento que las revistas Voluntas que les hemos dado vienen muy bien como trapo).

Siguiendo con esto de que haces lo que te da la gana, hace nada has sacado el trabajo “Time iz Gold”.

Sí, son de 2012 o 2013, son antiguos los temas vaya. Se queda ahí enquistado todo siempre.

Uno lo escucha y dice esto es electrónica, no es rap, pero a la vez sabes que es puro Pedro LaDroga, ¿hasta qué punto estás en un lugar o en otro? Ahora una de las grandes batallas de los chavales pasa por desmarcarse del Hip Hop.

Yo eso lo decía desde chico, porque veía a todos los raperos y pensaba si estos son unos pollos hermano, estos son más tontos tío… Todos no, hay un montón de gente que respetaba y sigo respetando porque se lo han currado y son máquinas pero por general decía ‘illo, es que siempre han sido los raperos a los que les pegaban en el colegio. Es así de claro. Nosotros de chicos siempre decíamos eso también.

Es decir que tú también te sitúas un poco al margen.

Claro, pero la realidad es la realidad, escuchas un montón de rap y lo que hago es rap porque me gusta y las otras cosas que me gustan también las hago.

Me recuerda un poco a lo del heavy de barrio y el metalero que siempre reniega de él, que dice este pesado de la camiseta de los Maiden…

Exactamente, es que es lo mismo. Eso pasa en todos los géneros y aquí tenía que pasar porque tampoco había estado tan evolucionado, ahora que se está en ese punto pues se da cuenta uno. Pero vamos, buena cosa.

¿Y en esta evolución tiras más hacia beatmaker o emcee?

Últimamente sí que me rapeo más temas, me pasa el Pablo más bases así que escribo más.

Ya que mencionas a Skyhook (no está presente en estos momentos), había leído por Internet que os conocisteis porque te mandó una base ahí a la torera por el ciberespacio y te moló. Pero cuando te dijo que era de Zaragoza, ¿no tuviste miedo de que de repente a mitad de la grabación se le fuera la pinza y empezara a hacer hardcore?

Que vaaaa. Hay hardcore guapo y horrorcore guapo y movida superguapas… No, yo no tenía miedo, nada más escuchar el tema del Pablo dije ‘guau’, esto es un abuso hay que tirar para adelante.

¿Y no ha habido algún ‘choque cultural’ geográfico?

No que va, al final decíamos ‘illo’, ‘co’, los dos, se mezcla, es precioso.

Lo de que ahora ya no suenas a ninguna ciudad, ahora te suena un tema en Atlanta y ya lo están haciendo en París…

Eso es porque todos quieren sonar a otra ciudad.

En nuestros tiempos mozos era al revés, el rap de Zaragoza ahí a saco.

Es así, Zaragoza Violadores, Madrid Dharmakarma… Y ahora todo el mundo está haciendo un rollo más actual, antes cada uno quería sonar… No sabría explicarlo, es complicado porque allí en Estados Unidos actualmente sigue sonando cada ciudad a su sonido, aunque se parezcan todos porque últimamente se parece todo mucho pero suena a su sonido. En España pues también pasa, no sé no sé, es complicado, no sé qué decirte la verdad. Hay mucho menos cerramiento, muchas menos ralladas.

(Esto nos lleva a una discusión desordenada entre varias voces sobre el parón en popularidad que hubo y cómo de repente ha vuelto a pegar un bombazo tres veces más fuerte) Lo dejamos en que lo está petando.

Es que eso se veía venir que iba a ser la música de la juventud tarde o temprano, el rap. Ya lo era en Estados Unidos, aquí que pasa, ¿que vamos a estar escuchando Raphael toda la vida?

El otro día decían Love of Lesbian en una entrevista que ellos creían que el indie iba a ser la música del futuro aquí y le había robado la cartera el rap.

Si últimamente el rap está muy indie, ¿no? Sí, está muy guapo. Yo creo que el rollo está en que tiene que evolucionar todo y tiene que tirar palante de una manera u otra y lo que más escucha la gente ahora es eso. Y el indie se mueve también un montón. Esta peña de Canadá Records y de Estraperlo y esa peña, Los Punsetes… eso también se mueve.

Tras esas palabras, ¿estás insinuando que vas a dar un cambio radical en un futuro? Eso también se lo quería preguntar a Tangana en relación a sus continuas transformaciones mientras que tú cada vez parece que te estás metiendo más dentro de…

Lo que pasa es que siempre he estado en diez mil cosas e intentando terminar una al final como lo que tengo más actual es esto voy dejando aparcado lo otro… Así que no, no descartéis nada. Si la primera referencia que saqué era de drum&bass.

(Entra Skyhook preguntando qué tal, tras una confusión sobre de quién es cada cerveza le comento lo del choque cultural y la tendencia al hardcore)

[Skyhook] Yo nunca he hecho de eso la verdad.

[LaDroga] Pero podría haber salido y hacernos un temita.

[Skyhook] Hicimos el primero por Internet y ya sabíamos cómo iba a sonar todo.

Entrando ya en la última ronda de preguntas pa relajar, primera cosilla, ¿si no tuvieras nada digital cómo pasarías el día? Y con digital también quiero decir drogas.

Lost. Pues estaría en un montón de movidas… Estaría tocando la batería y cantándome mis temitas ahí en la calle dándole la chapa a todos los jipis, de bar en bar. Si no hubiese droga estaría loco todos los días.

En el tema la “Doctrina Selvática” dices “mi sistema es que no debe de haber ningún sistema”, quería preguntarte sobre tu visión política de la actualidad o por si no te quieres mojar, sobre tu visión utópica del mundo.

No hay ninguna visión buena. Todo lo que me planteo se corrompería a los diez días, las personas estamos fatal y cada vez estamos peor. Imagínate que no hubiese leyes diez días, ¿qué pasa aquí hermano?

Como la peli de La Purga…

Sí, La Purga sabes, es una movida… No hay visión utópica. Lo suyo es tu terrenito, campito, autosuficiencia.

A lo hillbilly americano con el rifle y si te acercas más de diez metros… Yo creo que últimamente va pillando fuerza esa opción [Surge una discusión a varias voces sobre las leyes de Estados Unidos en el sur, las detenciones por merodear, los disturbios tras los asesinatos de la policía…]

Cómo está Europa tío, dando pena, el mundo está dando pena porque si aquí está chungo imagínate vivir en Estados Unidos, eso tiene que ser una movida, una película tío. Latinoamérica es otra película, allí es otra forma de vida, la peña vive de otra forma… más relajada pero se les va la pinza en un momento, eso está claro. Son los más salvajes, viven en la jungla, esos sí que viven en la selva hermano, por eso digo tantas cosas de selva, me flipa… y es más relajado, allí todos los jipis en el porche tienen hamacas, tu ahí puedes encontrarte a un yonqui durmiendo en tu hamaca o un vecino porque ha dicho ‘ah que me piro aquí’.

Para volver reventado por la mañana está de puta madre, paso de irme a mi casa me echo aquí en esta hamaca buena…

Esa gente sabe de la vida...

[Se vuelve a iniciar una discusión acerca de la neurosis europea del emprendedor y su estilo de vida matador y empobrecedor. Pelando capas se va perfilando poco a poco la utopía latente LaDroga, se creen que desencantándonos de la política de partidos y del ser humano ya estamos anulados]

Así que digamos que tu utopía más cercana se reflejaría en Latinoamérica.

Exactamente, es peligroso pero como en todos los lados, la verdad es que allí se está de puta madre hermano… Mientras no la líes ni te metas donde no te tienes que meter. Es que en España estamos muy mal acostumbrados porque aquí se vive como reyes, aquí a la gente entre comillas no les falta de nada, lo tiene todo barato, hace lo que le sale del nabo, puede estar por la calle bebiéndose un lote… Eso en Latinoamérica no te puedes beber un lote por ahí hermano, que te pegas ahí siete puñaladas con todo el mundo. Aquí en España se vive de puta madre, las cosas como son… Lo que pasa es que estamos puteados por lo del trabajo y esas mierdas, los sueldos son una puta mierda y todo ese rollo, pero en verdad aquí… Y ya si te vas al sur… te pones a vivir en Málaga y vives como un rey y puedes estar viviendo toda la vida sin trabajar y haciendo un dinero gordísimo.

[De la misma manera que con la cuestión de los sonidos propios de cada ciudad, la cual ha examinado desde varias perspectivas, su pensamiento político es complejo, sin discursos papales, sabe cómo se corrompe todo, sabe que las bondades de latinoamerica están jodidas por otros factores y que dentro de la miseria estatal tenemos nuestras oportunidades. El tema está en saber hasta qué punto esta clarividencia nos paraliza.

Pero si me da tiempo a pensar estas mierdas es debido a que la conversación ha derivado al tiempo que hace en Zaragoza, modo vecinos en el ascensor versión calle, pues acaba hablando de que en medio mes que lleva aquí grabando con Skyhook le han parado seis o siete veces la policía]

Venga última pregunta y un cuestionario rápido. Tienes una de las frases que más me gustan del rap, incluso de la historia de la música, incluso de la historia de la literatura qué cojones. En “India” del Skydrvg 1.0 dices “todos los tontos tienen suerte menos yo que soy tonto y sin suerte me cago en la puta”.

Mi estado mental.

Identificado 100% con esa frase… Mi pregunta es, ¿ha cambiado algo tu suerte o al menos ahora eres más listo?

‘Illo estoy amamonado y tengo la misma suerte que es ninguna. Pero no sé, ahora por lo menos intento ser más optimista. Ha habido un cambio de mentalidad, de suerte y de tonto no, eso sigue igual.

Y cómo se cambia de mentalidad macho, dame pistas que estoy perdido. Pero no me recomiendes a Coelho.

Estando un poco puteado te empiezas a plantear las cosas y dices ‘guau guau, así no tiene que ser, tiene que ser así’… Así es como se cambia de mentalidad o lo ves tú o no va a haber ninguna manera porque por mucho que digan ‘deberías hacer esto’, al final te suda el nabo.

Eres cabezón como los maños… Venga el cuestionario final. Te voy a proponer drogas del futuro, pero nada que ver con la mierda ésta de Philip K. Dick y todo el rollo sintético, éstas van a ser drogas cutres y me tienes que decir por cual se sustituiría y en qué situación la tomarías.

Escamas de serpiente de dos cabezas bañadas en radiación nuclear [silencio sepulcral]: Joooder hermano.

Quédate con la radiación nuclear: Bueno la radiación nuclear son todas, radiactivo biohazard. Joder, me has dejado loco… el eme suena a serpiente (sonido imitando lo que sospechamos que es una serpiente aunque todavía tenemos a nuestros expertos descifrándolo). LSD, diría LSD o eme. Y situación perfecta… joder, eso suena en la cama… escamas, serpientes.

Grasa sobrante de las liposucciones de famosos en rehabilitación: Joder, eso sería el speed hermano. O el crack tío… no lo quiero ni en pintura.

Debido al calentamiento global en las raves hay un exceso de sudor químico que se destila y se vende: Eso sería el infierno, es que eso no lo puedo comparar con drogas, las drogas son preciosas.

Porno con gafas de realidad virtual total a lo película Días extraños: Eso sería coca buena, sería fariña. Momento ideal… siendo millonario, ese sería el rollo.

Placentas de bebé cuya madre ciencióloga ha seguido una dieta vegana a base de píldoras vitamínicas: Eso sería keta buena. Momento ravetazo.

Homenaje a South Park, pis de gato: El pis de gato podría ser perfectamente el paqui. Momento… todos.

Sin darme tiempo a sacar conclusiones de la entrevista más allá del carácter generoso de LaDroga, quien con el paso de los minutos ha empezado a referirse a nosotros como ‘hermanos’, C. Tangana entra al backstage y nos comenta que tiene tiempo para atendernos antes de irse al hotel y cambiarse. Se lo agradecemos, podía haberse largado sin decirnos nada. Sobre todo si ha escuchado el cuestionario final.

Supongo que ya estás hasta la polla de entrevistas últimamente…

Bueno, uno nunca está hasta la polla, siempre dice que qué bien… pero sí estoy un poco hasta...

Pues cambiemos un poco la aproximación. He leído por Internet que tú hiciste filosofía… ¿Qué problema mental tienes para haber estudiado semejante carrera?

Pues no sé… Por ponerme cabezota de pequeño. Y ya pues dije venga…

Y tienes algún filósofo que digas hostia esto me tira…

No sabría qué decirte. Lo que más he leído y sobre todo bibliografía secundaria es de Nietzsche, es el único que me he estudiado. Siempre hay uno que al final te lo estudias y de éste sí que he leído algo. He leído casi todo lo suyo y la mayoría de referencias que hay importantes sobre él. Me he leído a Deleuze…

Claro, ¿tú la hiciste en Madrid no? Que allí son algo más carcas, nosotros aquí somos más posmodernos…

En la Autónoma eran también así, más franceses, pero nosotros no, nosotros teníamos Lógica, Filosofía del Lenguaje y hasta los ingleses… hasta ahí llegan todos y ahí se acaba todo.

En plan franquismo, cuando llegas a Santo Tomás ya se termina la filosofía.

Sí, total.

¿Eso se refleja en algo en tus letras?

No, yo creo que la carrera tampoco me ha influido mucho en las letras. Lo único que me ha dado la carrera es la perspectiva, como que sí que te da una perspectiva que no tiene la gente. Siempre ves las cosas desde un punto mucho más amplio, alguien te está hablando de un problema, de un país, de tal, y tú ya te estás yendo… eso es lo único que creo que me ha dado, no creo que me influya muy directamente en la forma de escribir ni nada.

Respecto a la forma de escribir… Me acuerdo cuando sacaste el Agorazein presenta a C. Tangana [silencio de respeto tras abrir una cerveza con los dientes], me pilló en una semana que estaba con muchísima fiebre y me lo ponía todo el rato en repeat. Tras esto cada vez que lo escucho me da como un viaje astral rollo los vinilos de rock setenteros satánicos reproducidos al revés. Tuve entonces la revelación de que tú, a diferencia del método más seguido por la mayoría de los raperos, no se te ocurrían frases guapas y las ibas juntando sino que partías de un sentido oculto.

No tengo un método concreto, pero sí que es verdad que desde Love’s hay una cosa que hago que es pensar muy bien la idea de qué va el tema antes de pensar en las imágenes. Si tú quieres hablar de que te estás poniendo droga y la imagen que yo uso es un espejo, una punta… eso son las imágenes, pero antes de pensar en eso pienso en toda la historia. Y eso ya lo hacía en el Love’s, lo que pasa es que ahí es todo como muy abstracto, estoy todo el rato en mi paranoia y no bajo a la tierra. Entonces para mí no se entiende bien el conjunto total de los temas. Ahora hago lo mismo lo que pasa es que es mucho más concreto. Igual el contenido para mí tiene la misma profundidad pero lo de ahora es más pequeño, menos abstracto.

A eso me refería, que en otros estilos tienes frases guapas, flipas con ellas y ya está, aquí con lo del viaje astral quería decir que daba pie para pillar el concepto y montarte tus propias historias.

Puede ser, sí.

Seguimos con el álbum C. Tangana y su frase ya mítica, ‘¿dónde están mis alas?’, ¿ya sabes dónde están?, ¿las has encontrado o las intuyes?

Bueno… No. Estoy en otra época. ‘¿Dónde están mis alas?’ es la frase perfect para ese disco. Verano en Madrid y yo aquí metido, todo jodido… pero bueno le vamos a sacar el buen partido… muy de imaginación, de la isla, el oasis… Ahora es otra movida, ahora no me da tiempo a hacerme esa pregunta. Todo se ha hecho como más concreto.

En ese presente sacaste hace poco el videoclip de 100k pasos…

Ese es el tema más abstracto que me he hecho de los últimos que han salido, yo creo.

Es un tema que si tú lees la letra en un texto dices ‘hostia, esto es superpositivo’ pero tú lo escuchas y ves el videoclip y te deja un poso de tristeza, para mí es uno de los temas tuyos en que se nota un mayor contraste de estados.

Yo creo que es que queda nostálgica sabes, que la letra si la pones con otro ritmo no queda tan nostálgica. Si la hubiese puesto con una movida así más alegre quedaría como de motivación, de ‘cien mil pasos y palante’ pero aquí queda como que te estás dejando algo, el cansancio, que bueno que sí que palante pero es como… ufff. Y a mí eso me flipa de ese tema, y además es que los graves tío… Es descomunal. Ahí es donde descubrimos que los gallegos estos con los que estamos trabajando ahora, Kongo, Garo, Banana Bahía... tienen un sonido que no lo tiene nadie en este país y que es el puto subgrave gallego. Lo va a saber todo el mundo ya verás.

Va a explotar…

Está explotando ya, si es que pones los temas… ya verás ahora en el directo, ponemos todos los temas y suenan de puta madre, temas americanos, lo que sea, y metes el subgrave gallego y te digo yo que se te ponen aquí… se nota, se nota.

La cuestión del futuro la veo como algo recurrente en tu carrera, por ejemplo en “She said” de Love’s decías lo de ‘al futuro que le jodan, qué más da’ pero a mí me parecía más interesante la frase ‘el futuro es pa correr’, iremos a ello en un segundo, antes quería saber si sigue estando presente esa obsesión en ti.

Sí. Siempre tengo un plan todo el rato en la cabeza, siempre estoy pensando en… Me cuesta el presente. Encerrarme aquí me cuesta. Yo estoy pensando ahora en el concierto y cuando esté en el concierto estaré pensando que mañana tengo tal, siempre estoy así. Mi diversión en la vida es planificarlo.

Volvamos a la frase de “She said”, ese continuo correr por el futuro se refleja en tus cambios de estilo, ¿no te da miedo que la moda te devore en lugar de quedarte en tus noventa escarbando?, ¿no sientes vértigo?

Sí, claro que me da vértigo pero es que es lo que la pone dura. Yo viajo por España, conozco a gente, vivo aventuras. Para meterme en un sitio cómodo tío me busco un curro y una mujer y me hago de la comunidad, pero es que lo que no vas a estar es creando… ahora encima que me están mirando… Yo creo que uno tiene que estar en la actualidad. Mira, en la carrera a todo el mundo le gusta decir que ha leído a todos los griegos pero si has leído a todos los griegos y no estás en el ahora da igual, porque lo que estás haciendo es arqueología, no estás practicando lo que tú haces. A mí no me gusta pensar que yo soy un tío tendencia que todo el rato está ahí como haciendo lo que está de moda, yo creo que tengo un contenido propio y que estilísticamente también aporto cosas, en mi forma de cantar o mis letras… creo que son originales dentro de que yo estoy al día y estoy escuchando la música que se hace ahora. Entonces, por un lado no me da miedo cambiar, nada, es lo que me gusta, es decir, sí que me da miedo pero ese es el cague que a mí me mola. Yo pienso la próxima locura que voy a hacer, para mí son locuras todo porque son como excentricidades que no haría en mi vida cotidiana, pero yo pienso en la próxima excentricidad que voy a hacer y digo ‘pfff, madreee, menuda liada éste, que vas a salir ahí con un cocodrilo… madre mía, menudo pintamonas…’, pero eso es lo que me mola.

Tanto en tus letras como en lo que te he leído en alguna entrevista, cuentas tu realidad en un sentido muy subjetivo. En el rap eso es lo habitual pero hay varios niveles, el que quiere soltar una objetividad absoluta desde el yo, el que cuenta la vida de sus colegas y del barrio pero es una metáfora de todos los barrios… pero lo que parece que tú cuentas son unas vivencias completamente agarradas a ti.
Y meto a la peña, obligo a la gente que está a mi alrededor a… Cuando una persona entra en un tema, que yo digo su nombre o que sale su cara eso implica a otras personas y eso es una forma para mí de demostrar que yo estoy en eso. Es como una forma de ser real pero muy rara que me he inventado, que nombro a mi colega y no lo sabe nadie pero mi colega sí lo sabe y sus colegas también lo saben. O subo una foto que estoy en no sé qué sitio y quiero decir algo de mi vida que tiene que ver también con un tema… Me gusta cuando todo se me mezcla.

¿Es eso una forma de protegerte de tu personaje mediático? La prensa te vamos a arrancar una cosa que tú no eres, ¿cómo juegas con eso?

No me protejo. Ahora lo que hago es jugar, esto es un partido sabes, yo vengo aquí a echar una pachanga y no pienso en si eso me va a perjudicar. A ti me da igual porque este medio… Yo ahora pienso este medio y digo ‘a lo mejor es un medio guay para llegar a peña que a lo mejor no se lee una entrevista mía, una peña curiosa porque es un fanzine y tal…’, pero si eres un medio internacional te voy a hablar de otra forma y si eres de la radio y tengo que hablar con la voz lo hago de otra forma. Me meto en ese tipo de problemas, en cómo hacerlo, cómo sacarlo dependiendo del medio que sea para no tener que pensar en mi exposición. Porque mi exposición está ahí siempre y yo no me puedo hacer temas de cosas que no me toquen porque al cuarto tema que me haga ya me he aburrido y dejo de hacerlos. Los que me molan son los que escribo y estoy todo motivado y sólo me pasa eso cuando cuento mi mierda, entonces lo que hago es seguir contando mi mierda y jugar con lo otro. Que a todo el mundo le mola lo del twitter y montarla pues se monta un pollo. Y que viene el de tal y que quiere preguntarme por no sé qué o que estos son más irónicos, estos son como muy serios, pues a cada uno se le da… Y luego es eso, luego te saca cada uno como quiere.

¿Y cómo lo llevas con los de tu colectivo? Bueno colectivo o casi una hermandad.

Sí, Fabi es mi mejor amigo.

¿No surgen choques con este revuelo mediático? No estoy buscando el titular ‘discutí con mi mejor amigo y nos pegamos por una chica, una chica, una chica, tremendo cu, tremendo cu’

No, discutimos como todos los humanos pero vamos… Cuando estás creando pues mola porque compartes tal, y ahora en la gira pues estás de pedo con tus colegas y en vez de quedar los fines de semana pues los pasas por ahí. Se lleva bien, si lo sabes organizar yo creo que lo puedes hacer. De dinero, personalmente, creativamente… cuando hay ese tipo de conexiones que lo tienes todo tan afianzado no falla. Y además nosotros que somos gente buena… No le mola a nadie ser bueno, lo que mola es ser un hijo de puta y una rata pero nosotros es que somos buena gente. Te juntas y no te traicionas, ni te apuñalas, ni le pegas, ni le insultas públicamente… Te llevas bien para toda la vida. Viejos valores.

Ya la última cosilla y te dejamos irte para el hotel. Últimamente te publicitan como el romántico, te han puesto ese sambenito…

Me lo han puesto porque se lo he venido diciendo a gritos y al final cuando repites una cosa tantas veces la gente que no escucha mucho se queda con lo que has repetido cuarenta veces.

Eso para ti qué quiere decir, lo de romántico si lo lee una madre piensa en una cosa, una chavala de catorce años otra, yo otra.
Uno se tiene que diferenciar y tiene que ser original y yo sé de qué van mis letras, entonces mi identidad ahora mismo cuando he querido salir a la palestra y enseñar la cara quería que fuese esa, la de que soy un romántico.

Y tiene contenido o sólo es forma.

¿Tiene un contenido? Sí, porque es mi forma de escribir, siempre he sido así, un poeta. Soy un rapero poeta.

Pero dentro de ese rango cada uno escoge la palabra que quiere.

Porque romántico queda mejor, ¿no? Es como irónico también porque me puedo hacer el chulo mucho mejor que un tío que dice que es un chulo. Si tú vas por ahí y dices ‘yo soy el malo’, pues te puedes hacer el malo pero ya lo sabíamos, pero si tú eres un romántico… Todas las que me tire van a entrar mejor porque yo realmente soy un romántico y no miento a nadie tampoco. Pero sobre todo era que me identificasen así, era una forma de que me pusieran la etiqueta porque aquí te ponen etiquetas entonces mejor elegirlas tú que te las pongan ellos.

Eso es pura filosofía eh,

termino comentando mientras le doy la mano y le agradezco su tiempo. Pero realmente me lo digo a mí mismo, más que hablarme de él en esta entrevista me ha ofrecido un manual de cómo moverse en las cloacas de nuestra civilización. Éstas no son los guetos, ni mucho menos, sino la gente sonriente queriendo aprovecharse de ti. Su amabilidad, su mirada fija todo el tiempo, la tranquilidad a la hora de hablar y su media sonrisa se corresponden a las de alguien mucho más mayor, las del tipo que ha aprendido a tener la paciencia suficiente para escucharte aunque haya visto a cientos como tú antes. Por supuesto, le estoy describiendo como yo quiero, también como él quiere que le describa, en un tira y afloja por donde se escapa el momento vivido. Y esa es la mejor definición de C. Tangana que puedo ofreceros, la de las grietas de una falla.

Pedro LaDroga y C. Tangana son dos tipos que se encuentran en las antípodas el uno del otro en la forma de mostrarse ante los demás y eso se refleja en su sonido. En la entrevista a pachas que habíamos ideado en un principio, donde queríamos jugar con cambiar sus identidades y que cada uno hablara por el otro, se planteaba la cuestión de que Pedro, a pesar de su tono ravero y radiactivo, guarda un poso muy serio en sus temas, apelándote directamente. Por el contrario con Tangana debes mantener una cierta distancia, dejar espacio para toda la ironía que le introduce de manera que no te tome el pelo al interpretarle literalmente. Esto no quiere decir que no sea cierto lo que cuenta sino que precisamente, como él ha comentado, existe toda una red de intrahistorias inapresables, mientras que en LaDroga las aparentes anécdotas de volver a casa cuando el sol se alza exploran sentimientos que tienes enquistados y que hasta entonces no les habías dado una forma clara. De ahí que un eje de nuestra conversación haya sido la infancia y los enlaces y disparidades generacionales, captar aquello que está presente pero que pasamos por alto.

La López se va llenando de gente, se espera el sold out que ya ha tenido Madrid y que mañana tendrá Barcelona. Pero ésta es una ciudad dura, la Nueva Orleans del rap patrio en el sentido de la posesión de un fuerte sentimiento compartido hacia un tipo de sonido entendido como herencia. A pesar de que desde fuera lo identifiquen con un grupo para nosotros representa capas y capas de esfuerzo colectivo. Sin embargo una cosa es el orgullo a lo propio y otra el desprecio hacia lo ajeno, no teniendo por qué ir de la mano como tan habitualmente lo hace. Los chavales lo saben, no cabe ni un alfiler.

La eterna sonrisa de Pedro LaDroga entra en escena, bromeando con lo de Lapiedra. Por mucho que se haya quejado sobre el estado de sus cuerdas vocales, su voz es buena, imprimiéndole su estilo personal, esto es, saltándose los cánones del 4x4 y, en lugar de adaptar su frase a un ritmo encajonado, lanzándola pura; todo lo demás se expande o se contrae a su paso. El público, algo frío al principio acaba to loco en un show que demuestra que el emcee sevillano se mueve más a gusto cuando la cosa se descontrola y algún punki espontáneo sube al escenario a liarla. Tras este trabajo de ingeniería social C. Tangana ya comienza en un hervidero que se mantendrá así el resto de la velada. Aunque conserva su gesto escultural, aliñado con maneras de Drake, en directo mete un cambio de marchas, afilando sus colmillos para dar mayor mordiente a sus comentarios ácidos. Pero si hay algo que destaca en su concierto, más allá de los continuos coreos del respetable o de los inagotables debates entre la conveniencia de usar como apoyo vocal el tema pregrabado, es la veracidad de la afirmación de que está echando una pachanga. Esta gira es una mesa de experimentación y, aunque todavía quede mucho por retocar, lo que se entrevé en aquellos fragmentos donde sólo se escucha el eco de su voz autotuneada perdiéndose por el horizonte resulta emocionante. Un paso más en lo que ha introducido el trap, ese holler, el gemido que se dirige hacia el silencio sin necesidad de ahogar la atmósfera de palabras para poder expresarse.

Comienzan los DJs y poco a poco se desvanecen colegas, conocidos, músicos, el trap… hasta que la sala fue sustituida por las callejas paralelas a la Avenida de Madrid por las que intenté infructuosamente acortar. Revisé mis notas ininteligibles, todo lo que había aprendido de esta técnica se lo debía al maestro Luis Voluntas y sus jeroglíficos. Ponía algo así como que estaba por hacerse un relato de la historia del rap estatal a partir de los humores antes que de los sonidos, tomar el carácter de cada uno y tejer una red de conexiones y mitos que sustituyesen a la historia oficial de la música del país, un poco como lo que pretendía Tangana con sus temas; que supiera sintetizar el ambiente especial y único de cada momento, como LaDroga. ‘Ahora lo recuerdo’, pensé, ‘pero mañana lo habré olvidado’.

Llegué a casa oliendo a perro mojado.

Comentarios  

 
0 #1 Mario 18-02-2017 00:13
 Un maravillosa game no obstante no tanto como aseguran

Chekea y puedes navega ppor mi site: Trucos: http://rentsave.com/__media__/js/netsoltrademark.php?d=trucoteca.com
Citar
 
Encuentranos en Facebook
Follow Us