Puntos de distribución
Pepe Colubi "Mientras follas sólo puedes follar, no escuchar música"
¿Qué pasa con PXXR GVNG?
Haria: Instinto de avanzar
Los bocazas
Fist Fuckin Man
Seguid gritando

Entrevista a Proyecto Hombre

Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Conocí al Abel en un ensayo de Pinzamiento Lumbar, el grupo en el que tocaba yo con 16 años. Vino solo a ese ensayo, a tocar la batería, y creo que fue la única vez que sonamos como un grupo de rock. Ahora Abel toca en Proyecto Hombre, un grupo de Zaragoza bastante cañero que no solo tiene un disco (Abre los ojos) y un puñado de seguidores. También tienen un sonido cojonudo y ganas de morder. ¿Qué más se puede pedir? Así que decidimos entrevistarles.

Aquella tarde quedamos Kike y yo con el 80% de Proyecto Hombre, pasamos por el Simply a por cerveza y subimos a casa de Abel (el TNT estaba cerrado). Una vez allí, conversación constructiva: la versatilidad de las pantallas de ordenador, el valor monetario y sentimental de las mesas de IKEA y todo eso. Por descontado, también hubo tiempo para hacerles unas preguntas. Aquí está una pequeña parte de aquella tarde.

Nota: Omito lo de (Risas), porque si no tendría que ponerlo al final de cada respuesta. Ya os hacéis una idea. Buena gente.

¿Cuál es el origen de Proyecto Hombre?
Kike: ¿Buenas tardes o qué?
No, no. Que eso lo falseo luego al transcribir la entrevista.
Iván: Pues el principio fue en 2005, y solo teníamos intención de grabar unos temas. Nos juntamos un grupo de gente con unos temas que había por ahí en proyecto, que con la banda que estaba entonces no podía hacer, hicimos un par de maquetas y la cosa se quedó en letargo. Luego, fue cambiando la formación y en 2010 ya empezamos más en serio.

¿Qué influencias tenéis como grupo?
Dani: Es difícil decirlo, porque tendemos mucho a la individualidad, en el sentido de que el que compone el tema tira mucho por sus referencias. Cada uno escuchamos estilos distintos e intentamos que a la hora de componer siga un poco acorde a la filosofía y el estilo del grupo.
Iván: Hay influencias del thrash metal, del punk, del metal…
Abel: Es que cada uno venimos de un grupo diferente. Dani venía de tocar con Khornea, que era un metal más extremo; yo siempre he tirado por grupos más thrash, Iván más metal, Okupilla punk-hardcore, el Flipy ha tocado desde pop hasta…
Okupilla: ¡Hasta pop! A nosotros nos han relacionado más con Soziedad Alkoholika, por la voz, pero a mí Proyecto Hombre me suena más a Escuela de Odio: letras comprometidas y sonido duro.

¿Hacia dónde creéis que va a evolucionar vuestra música, hacia un rollo más cañero o hacia uno más melódico?
Todos
: ¡Más cañero!
Dani: Se va a brutalizar mucho más, porque tanto Abel como yo no estábamos cuando se compusieron los temas de este primer disco (Abre los ojos). Yo grabé pero no pude darles mi toque, ni siquiera hacer algún arreglo. Y tanto Abel como yo venimos de un panorama más extremo, así que en el próximo disco que tenemos en mente evolucionará hacia ahí.

¿Qué expectativas tenéis a medio o corto plazo?
Okupilla: Pues sacar otro disco, que no es poco.
Iván: Ahora teníamos una serie de conciertos que hemos tenido que aplazar por temas laborales, porque en este momento prima más tener un pequeño sueldo. Pero la idea es tocar conciertos hasta diciembre y luego ponernos en serio a hacer algo nuevo.
Dani: Bueno, aprovechamos para decir que el 28 de noviembre tocaremos en Zaragoza con Agnostic Front, una banda mítica del punk hardcore, en la sala King Kong.

Habéis tocado también bastante fuera de Aragón, ¿creéis que es obligatorio salir para crecer?
Dani: Sí, pero no porque aquí no haya suficiente oferta.  Aquí hay mucha oferta, desgraciadamente te vas a Madrid y te das cuenta de que hay menos cantidad de bandas que merezcan la pena de las que hay en una ciudad mucho más pequeña como Zaragoza.
Okupilla: Aragón es súper cultural y Zaragoza, aunque ahora ha dado un bajón, siempre ha sido muy cultural.
Dani: Lo que pasa es que aquí no hay ningún tipo de apoyo. Y luego, a nivel personal, es mucho más bonito salir fuera y ver caras nuevas.

Como ya os hemos comentado antes en el Simply, van a quitar las monedas de 1 y 2 céntimos de circulación, ¿qué otras mierdas pequeñicas quitaríais de circulación?
Iván: Los Smart, esos coches hijos de puta que aparcan en cualquier sitio. ¡Que se jodan y aparquen como el resto de personas!
Dani: Yo quitaría los puritos, es una cosa que siempre me ha sabido muy andrógina. Si eres un machote te fumas un puro, no un purito. Si vas a atufar toda la calle, por lo menos hazlo en plan elegante.
Okupilla: Yo quitaría las bolsitas de un gramo y las haría todas de cinco, porque es una tontería pillarte un gramo. ¿No ves que te vas a quedar con las ganas, idiota?

¿Cuál es el momento más fresa que hayáis vivido con Proyecto Hombre? Como, por ejemplo, escuchar Locomía en la furgoneta cuando estáis de viaje…
Abel: Yo estuve tonteando con una cuarentona.
Okupilla: Yo una vez firmé una teta. Y dije: ¿Pero qué estoy haciendo? ¿Eso es fresa, no?
Dani: Yo firmar una teta no, pero acabar un concierto y que un tío te pida un autógrafo sí. Y piensas: «madre mía, si podría estar robándote en el parque porque no las tengo».
Okupilla: Falta uno, de todas formas (Flipy). Falta el Power Ranger rosa.

Ya para terminar. Si os enteraseis de que el nombre Proyecto Hombre está pillado y tuvieseis que cambiarlo, ¿cuál de estos nombres de grupo elegiríais?
1. Leucemia de Palo
2. Pistachos con miel
3. Antigua y Barbuda
4. Karka Hardcore
5. Stephen Hawking Instrumental Band
6. Mi chica la pequeña tiene berzas de mayor
7. Vegano en tu padre

Dani: Stephen Hawking Instrumental Band
Iván: Karka Hardcore
Abel: Leucemia de Palo
Okupilla: Karka Hardcore


Y eso fue todo. Bueno, ahora que lo pienso, hubo algo más. Una historia de Dani sobre un concierto en Ansó (en el Mascando Colillas Fest), donde le entró «un apretón terrorífico».

Al parecer, el joven corrió y corrió por las colinas en busca de un trono donde poder descomer tranquilo. No le dio tiempo a llegar más allá de una caseta para las basuras (el que haya estado en el Pirineo sabe de lo que hablo) y tuvo que cagar allí mismo. Pero la paz interior del entonces aliviado guitarrista de Proyecto Hombre se tornó en horror al descubrir en su calzoncillo evidencias del más allá: una cara de Bélmez marrón le observaba desde abajo.

Véase también: Frenazo de bicicleta.

Véase también: Palomino in the night.

Al final, Dani se deshizo de las pruebas y volvió al día siguiente a casa sin ropa interior, para sorpresa de su madre.
Ahora sí, creo que ya está todo.

{jcomments on}

Encuentranos en Facebook
Follow Us