Puntos de distribución
Pepe Colubi "Mientras follas sólo puedes follar, no escuchar música"
¿Qué pasa con PXXR GVNG?
Haria: Instinto de avanzar
Los bocazas
Fist Fuckin Man
Seguid gritando

Crónica SLAP! 2016

Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Vale, han pasado unas cuantas semanas, así que supongo que ya es demasiado tarde como para escribir una crónica del Slap! 2016 contando una historia entretenida acerca de cómo la cuadrilla habitual para estos casos, esta vez más numerosa que nunca, le plantó cara al infernal bochorno estival y llegó al camping de Zaragoza, montó las tiendas, se pidió unas cervezas bien frías y pasó el fin de semana concierto va, chapuzón viene. Después de tres años haciéndolo, es evidente que este formato está más que agotado, al menos en lo que a este festival se refiere.

Sin embargo, lo comprometido es deuda. ¿Y entonces, qué hacer? Bueno, se me ocurre que estaría bien destacar los tres momentos que más disfruté de todo el Slap! 2016 y evitarnos ambos la guarnición de patatas y ensalada festivalera. ¿Te parece?

Bien. Entonces empezaremos por el tercer puesto e iremos ascendiendo poco a poco hasta la medalla de oro.

Número 3: Guadalupe Plata (Nueve de la noche del sábado 9).

Este fue un concierto con un significado especial para mí, ya que justamente conocí a Guadalupe Plata, uno de mis grupos actuales favoritos, en este mismo festival hace dos años. Recuerdo que entonces salieron al escenario y me dejaron con cara de toli. En mi crónica posterior escribí: “Guadalupe Plata fue el mejor grupo del Slap! 2014 con diferencia. El trío andaluz comenzó su exhibición de blues taquicárdico con una sarta de ruidos guitarreros que nos sacaron el bailoteo afrobeat del cuerpo”.

Esta vez, como era de esperar, volvieron a entusiasmarme. Tocaron muchos temazos míticos de discos anteriores y también varias canciones del nuevo disco, un tanto flojo para mi gusto en comparación con sus predecesores; tocadas todas ellas con una energía que me costó encontrar en el propio álbum cuando me lo compré.

En resumen, un concierto muy guay, a pesar del calor insoportable que hacía a esas horas.

Número 2: The JB’s (Once de la noche del sábado 9).

Nivelazo. Posiblemente la banda más completa de este Slap! 2016, al menos en su conjunto. Por nombrar un par de cosas, diré que las dos cantantes del grupo brillaron a lo largo de todo el concierto. Fue muy emocionante escucharles cantar. Por otra parte, ya sea por casualidad o porque el gran James Brown estaba soplando desde el cielo, con la irrupción de los JB’s en el escenario Anfiteatro llegó por fin una ligera brisa que arrastró el infernal calor de la tarde definitivamente, poniendo a bailar hasta a los pinos de detrás del escenario, que reflejaban la luz de los focos y dibujaban formas en el ambiente.

Dentro de todo el sobresaliente repertorio de la banda, me entusiasmó la versión de Sex Machine que cantó el bajista del grupo, un viejales negro a quien le sobraba traje por todas y cada una de las costuras, cuya voz bamboleaba sus veinticinco kilos de peso sobre el escenario sin dejar siquiera que rozase el suelo con sus zapatos.

Número 1: Nortec Collective (Una y media de la noche del viernes 8).

Para mí el mejor concierto del festival. O al menos el que más me sorprendió para bien. Este grupo mejicano, más concretamente de Tijuana, comenzó recordándome un poco a La Pulquería, pero mezclada con electrónica, y aquí quiero pedir disculpas por mis escasas referencias musicales en lo que a corridos y música mejicana en general se refiere, ya que La Pulquería ni siquiera es de allí, pero bueno. Uno debe asumir sus propias limitaciones.

El grupo estaba formado por un tipo con un brillante acordeón, que vestía como si hubiese salido del grupo de narcocorridos que le canta a Heisenberg en Breaking Bad; otro con una tuba monstruosa que abrazaba su cuerpo como si de una boa constrictor de oro líquido se tratase, marcando un ritmo de viento vacilón; otro con una trompeta chillona que hacía las veces de voz en cada canción; y por último dos tíos detrás, que se daban un aire a Johnny Depp y Moby respectivamente, pinchando electrónica ultra molona que a ratos se aproximaba al de Daft Punk de principios de los dosmiles. Sea como fuere, un grupo difícil de catalogar, pero tremendamente efectivo. Una fusión divertida, amable y canalla.

¡Viva Méjico, cabrones!

Más cosas.

Por otra parte, creo que les debo una mención especial a tres momentos que, si bien tras mucho darle vueltas he decidido no situar sobre los cajones de mi podio particular, tan irrelevante en el plano objetivo como el tuyo o el de cualquier otra persona que vivió el festival que nos ocupa, sí me hicieron sentir un tipo afortunado.

El primero, tanto por la elección de los temas como por la fluidez de toda la sesión, es la pinchada que tuvo lugar en la piscina la mañana del domingo 10, a cargo de Jackie Rhythm & Soul DJ. Fue un verdadero gustazo disfrutar de todas esas canciones desde el agua de la piscina.

El segundo, y aquí ya hablamos de un artistazo de los pies a la cabeza, es el concierto de King Solomon Hicks aquella misma tarde, con quien despedimos nuestro paso por el Slap! 2016. Sin duda uno de los guitarristas más espectaculares que he visto en directo… ¡y con tan solo veinte años! Joder, yo ya tengo veintitantos y no sé qué cojones estoy haciendo con mi vida. En fin, supongo que, como en todos los aspectos de la vida, hay gente que lo tiene y gente que no. Y Solomon Hicks lo tiene, vaya que sí.

Y el tercero, como buen fanegas que soy, es cuando le di el primer mordisco a la hamburguesa que me sirvió el chef Daniel Yranzo (el del programa de La Pera Limonera, de Aragón TV) en uno de los Food Trucks del festival. Sí, soy un traga de la hostia, lo sé. Pero qué quieres que te diga, comerme aquel bocata me hizo tan feliz como un concierto, y me daría mucha rabia no dejarlo aquí reflejado. Por no hablar de la lamentable comparativa que podría establecer entre aquella hamburguesa celestial y toda la mierda que me he llegado a comer en festivales, pizza del suelo incluida. Un España–Malta en toda regla, vamos.

Puntos negativos.

Del mismo modo que considero que todas mis alabanzas al festival son únicamente fruto de mi humilde opinión, espero que mis críticas se interpreten como tal. Seré breve: creo que fue una mala decisión poner reggae y latinadas después del concierto ultra-motivante de Nortec Collective, a mí por lo menos me dio pereza y después bajón. Igual que programar a los Alma Afrobeat Ensemble como último concierto del sábado para el Anfiteatro Slap. Vaya por delante que odio el afrobeat, me parece un rollazo cansino y vacío, y por lo tanto supongo que tampoco habría disfrutado de este concierto a otra hora. Sin embargo, sí creo que si hubiese sido más temprano me hubiese servido al menos para ir calentando motores, en vez de bajarme el subidón de los JB’s. Y creo que eso es todo.

Conclusión.

“La gente paga para ver cómo otras personas creen en sí mismas”, escribió Kim Gordon (Sonic Youth) en un ensayo publicado por Artforum en 1983. La cita hace referencia a los artistas en general, pero en este caso me gustaría señalar con ella a toda la gente que hace posible un festival como el SLAP! en una ciudad como esta.

Supongo que no es fácil creer en uno mismo, y más cuando llevan unos cuantos años montando un festival con estas características tan peculiares y en un sitio tan ingrato para este tipo de cosas como es Zaragoza, viendo cómo la afluencia de público varía entre ediciones sin marcar una trayectoria clara. Pero aquí siguen, año tras año, demostrando que un festival así, aquí, es posible. Nadie, ni siquiera Sandro Rey, sabe lo que nos deparará el futuro, pero yo espero que el Slap! resista el paso del tiempo. A poder ser, ya puestos a pedir, con menos afrobeat y más blues. Pero que resista. Y que el público le acompañe.

Comentarios  

 
-1 #1 Maximo 06-03-2017 03:35
 Una adecuada mecanica de jugabilidad y utiles graficos si no que
diferentes caracteristicas son flojos

Mira lo ssiguiente y ademas visita mi websiteXD enlace: http://www.weddingmall.com/__media__/js/netsoltrademark.php?d=trucoteca.com
Citar
 
Encuentranos en Facebook
Follow Us