Puntos de distribución
Pepe Colubi "Mientras follas sólo puedes follar, no escuchar música"
¿Qué pasa con PXXR GVNG?
Haria: Instinto de avanzar
Los bocazas
Fist Fuckin Man
Seguid gritando

Fuzzville! #2

Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

 

Estoy currando en el puto infierno. Imagina pasar ocho horas al día a 50ºC amasando una masa viscosa de 5 kilos de caramelo fundido y almendras que te odia a muerte. Si comienzas a trabajarla con El Cuchillo (7 kilos) demasiado pronto, te salta caramelo a 8000 millones de grados a los brazos y al cuello, eso si consigues apartar la cara de la trayectoria a tiempo. Si tardas más de la cuenta, no hay Dios que la aplaste con El Rodillo (10 kilos… o 10 millones, no sé). ¿El margen? 5 segundos. Aproximadamente, claro.

Llevo allí una semana. O 200 años, no sé. Y me preocupa quedarme sin sudor en el cuerpo. Quiero decir que todas las mañanas aprieto los dientes cuanto puedo y poco a poco la frente se me va perlando de sudor y comienzan a caerme gotas por la cara hasta empapar el cuello de mi camiseta, pero tampoco creo que tenga las glándulas sudoríparas de Camacho, y este finde tengo compromisos que atender. Compromisos para los que me hará falta echar mano de todo el sudor que pueda. Litros de sudor. O hectólitros, qué me sé yo. Un millar de gotas saladas para bañar mi cuerpo y concederme un instante de frescor mediterráneo.

¿Que cuáles son mis compromisos este fin de semana? Bueno, por dónde empezar… Pues resulta que me voy a Benidorm a un festival de música punk y garaje: el Fuzzville, en el que van a estar tocando algunas de las bandas más increíblemente escacharrantes que he oído en mi vida.

Nobunny, el conejo mutante:

Thee Oh Sees, psicodélico garaje sanfranciscano:

La legendaria banda de punketas, The Boys:

Además de un buen fajo de bandas que aún me quedan por descubrir: Chain & The Gang, Giuda, La Luz, Spray Paint, Radioactivity, Bad Sports, etc. Mención aparte las cojonudas bandas nacionales que allí tendremos: Los Chicos, Mujeres, Los Claveles, Las Membranas o La Moto de Fernan entre otros. Destacando sin dudarlo estas dos bandas por las que la plana mayor de Voluntas siente predilección:

La salvajada a la yugular que son Los Bengala:

El retrapunk mongoloide de los Retraseres:

¡Esos, esos son mis putos compromisos! ¿Te parece poco? ¡Compromisos exigentes que traerán consigo una ineludible necesidad de mover el cuello arriba y abajo y agitar los brazos y saltar para tratar de expulsar de manera medianamente controlada el exceso de energía salvaje a la que se someterá mi puta cabeza. Mi puta bola. El tarro mío. Sí, este fin de semana voy a necesitar una cantidad de sudor nunca vista por el ojo humano. Y sin embargo ahí sigo hasta el viernes, currando en el infierno. Amasando esa masa del demoño que me tiene sorbido el seso. Desperdiciando litros de preciado caldo de poro…

Así están las cosas. Pero si algo puedo prometer aquí es que como mínimo una última gota sí que me voy a guardar. Espero que alguna más, pero como poco una gota me pienso llevar a Benidorm. Porque Nobunny la merece. Porque Los Bengala lo merecen. Porque Producciones Baltimore (los locos detrás de todo este tinglado) lo merecen. Porque Goner Records y Burger Records también lo merecen, joder. Porque cada maldita banda, cada maldito sello independiente, cada pata que mantiene en pie este banco lo merece a tope. Y porque no se me ocurre ningún lugar mejor en el goddammed planeta para gastar mi última gota se sudor veraniego que en el Fuzzville.

PD. También he leído en una revista 100tífica de por ahí que conforme vas bebiendo cerveza, ésta va pasando de las tripas a la sangre y acaba saliendo por los poros en forma de, efectivamente, sudor fresquito. No suelo tomarme estas cosas demasiado en serio, pero en fin. Haremos la prueba. A ver qué pasa. ¡A VER QUÉ PASA!

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Encuentranos en Facebook
Follow Us