Puntos de distribución
Pepe Colubi "Mientras follas sólo puedes follar, no escuchar música"
¿Qué pasa con PXXR GVNG?
Haria: Instinto de avanzar
Los bocazas
Fist Fuckin Man
Seguid gritando

Ronald Belford "Bon" Scott

Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Bon Scott / AC-DC

"So lock up your daughter
And lock up your wife
Lock up your back door
And run for your life
The man is back in town"

T.N.T., 1975

Nació el 9 de julio de 1946 en Kirriemuir (Escocia) – Murió el 19 de febrero de 1980 en Londres (Inglaterra)

Hace unos cuantos años, cuando todavía no alcanzaba el armario donde mi madre guardaba el chocolate, me distraía poniendo y quitando viejos vinilos en el tocadiscos de casa. No llegaba a colocar la aguja, por lo que me perdí años y años de viejas glorias del jazz hasta que mi padre puso entre mis manos un álbum de ACϟDC. TNT fue la primera canción que escuché, y desde entonces he sido incapaz de olvidar esa voz desgarradora y electrizante que dio vida a la banda de rock australiana más espectacular de la historia.

Ronald Belford Scott nació en Kirriemuir, Escocia, en julio de 1946. Su familia, al igual que otras muchas en Gran Bretaña, emigró a Australia seis años más tarde. Sus problemas con la autoridad se hicieron presentes desde niño, cuando ingresó en un correccional con apenas quince años, tras ser expulsado de su colegio. Poco después, y tras formar The Spektors, su primera banda, fue detenido por posesión de marihuana. Deambuló por varios grupos donde desarrolló su talento musical, e incluso fue de gira por Inglaterra con el grupo Fraternity.

Se cruzó en el camino de ACϟDC unos años más tarde, cuando se convirtió en el conductor de la furgoneta del grupo. Poco después, se ofreció a los hermanos Young como batería, un instrumento que le había acompañado desde pequeño. Sin embargo, George Young, que lo conocía desde su época de los Easybeats, lo propuso como cantante. La banda, que estaba algo descontenta con la actitud del entonces cantante, Dave Evans, no dudó en apoyarle.

La noche en la que Bon debutó se presentó con dos botellas de bourbon, coca y speed. Media hora más tarde, Scott se subió al escenario anunciando a los fans de Evans que éste no actuaría esta noche, e instantáneamente tomó el control del escenario. En ese momento, ACϟDC comenzó su carrera imparable hacia el éxito. Muchos dicen que Scott fue la chispa que hizo estallar la dinamita y catapultó al grupo, convirtiendo a una pequeña banda de rock en los ídolos musicales de medio mundo.

Canciones como The Jack, compuesta por el cantante, cobraban un doble sentido cuando se analizaban sus letras. Una partida de póker se convertía en una ruleta rusa de enfermedades venéreas gracias al talento de Scott con las rimas, o una pelirroja exuberante (y sus partes más íntimas) daba nombre a otro éxito como Whole Lotta Rosie. Poco a poco, la banda fue abandonando la estética glam mientras se entregaba a los vaqueros y a los tatuajes. La popular frase «A long way to the top if you wanna Rock and Roll» también surgió de la libreta de Scott, convirtiéndose en uno de los éxitos del grupo poco tiempo después.

Una noche de invierno, tras una actuación en Londres, Scott inició una de sus juergas legendarias. Aunque sus compañeros no lo vieron tan ebrio como otras veces, el cantante terminó durmiendo en el coche de Alistair Kinnear, un amigo del grupo. A pesar de estar cubierto con una manta, las quince horas que pasó en el interior del vehículo (junto con el alcohol y el frío) acabaron con los treinta y tres años de vida del «Dragón tatuado».

Back in Black, uno de los mejores discos de rock de la historia, fue creado como homenaje a este magnífico cantante. En él se incluía al nuevo miembro del grupo, Brian Johnson, a quien Scott admiraba, y que siempre acudía a los ensayos. Los éxitos no han abandonado a ACϟDC, y el espíritu del escocés eléctrico pervive en la esencia de cada una de las canciones de la banda.

Bon Scott sigue siendo dinamita pura más allá del vinilo de mi padre, superando conmigo esa jodida dificultad para alcanzar el estante del chocolate.

 

Publicado originalmente en Voluntas nº 13

 


{jcomments on}

Encuentranos en Facebook
Follow Us